CONSUMIDORES SOMOS TODOS Y TENEMOS DERECHOS PROTEGIDOS 

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

ALTAGRACIA PAULINO 

Cuando don Juan Bosch ganó las elecciones del año 1962, su primer viaje a Estados Unidos fue exploratorio; era presidente de ese país, el legendario John F. Kennedy, que fue presidente por la agenda de los derechos civiles y sociales que tanto reclamaron las mayorías de los norteamericanos. 

Entre los derechos sociales puestos en práctica en Estados Unidos, figuraron los derechos del consumidor, que fueron proclamados el mismo año en que el presidente Bosch había ganado las elecciones en nuestro país, 1962. 

A su regreso, Bosch reunió a los juristas que elaborarían la Constitución del 1963, conocida como la más progresista de la historia, la cual en su momento no fue entendida por la población que había vivido una dictadura de 31 años y que fue bombardeada por los sectores oscuros, que bajo la sombra de siempre han conspirado contra el honor y la decencia desde el mismo momento en que se conformó la República Dominicana. 

Empero, cuando los dominicanos de buen corazón en su mayoría comprendieron los valores que les habían sido arrebatados con el golpe de Estado del 25 de septiembre del año 1963, la reacción fue la revolución del 1965 cuyo reclamo fue el regreso a la Constitución. 

Es que las leyes y las constituciones son pensadas hacia el futuro y no son de fácil comprensión en el primer momento. 

Es necesario este preámbulo para dar a conocer que los derechos del consumidor formaron parte del paquete constitucional del año 1963 y una de las leyes que la complementaron fue a Ley 13 de protección a la economía Popular promulgada el 27 de abril de ese año, que creó la Dirección de Control de Precios, encargada por muchos años de fijar los precios de los alimentos y productos básicos. 

En ese momento no era muy táctico hablar de “protección al consumidor”, por las consecuencias que podía generar por la incomprensión de un país con altos niveles de atraso. 

 Eso me lo explicó don Juan en abril de 1990, antes de las elecciones, en una reunión donde les planteamos la necesidad de una ley de protección a los derechos del consumidor. 

 El se mostró muy interesado y reafirmó la frase de Kennedy, “Consumidores somos todos” y nos dejó un suspiro de esperanza porque fue de las cosas buenas que aprendió en su visita a Washington, y que, aunque su ley de protección a la Economía Popular fue rescatada igual que los controles de precios, entendía que los tiempos habían cambiado, que ya no éramos un país de tres millones de habitantes y que se requería de mecanismos más modernos para proteger al consumidor. 

El martes 15 de marzo se celebra el Dia Mundial del Consumidor, cuyo orígenes se remontan a la proclama del presidente Kennedy, aunque esa figura de protección a los ciudadanos en su relación con el mercado aparece incluso en el código de Hammurabi, cosa que podemos ver en los antiguos mercados musulmanes donde figuran balanzas donde debían ser pesadas a la vista de todos las compras que hacían los ciudadanos, y si no tenían el peso exacto el vendedor  podía ser acusado de robo y perder una mano como era costumbre. 

Hemos avanzado. Los derechos del consumidor son constitucionales en casi todo el mundo y no nos quedamos atrás porque la Constitución del 2010 los contempla, y la ley 358-05 los tutela.  

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Mantente informado de nuestras últimas noticias

Más artículos