¿Cómo saber si un juguete es falso?

¿Cómo saber si un juguete es falso?

Entre las fechas más señaladas de las Navidades —y más esperadas por los niños— están los días en los que se entregan juguetes a los pequeños de la casa. Los adultos gastan mucho dinero sobre todo en Navidad y el día de Reyes, según fuentes del sector. Sin embargo, muchas veces se cuelan juguetes falsos que no responden con exactitud a lo que los niños piden en sus cartas y que, además, pueden resultar peligrosos. ¿Cómo saber si un juguete es falso? No siempre es sencillo distinguirlos pero, como indican los expertos jugueteros en este reportaje, hay algunas pistas que te pueden hacer sospechar, como un precio en exceso bajo o un etiquetado con faltas de ortografía o traducciones incorrectas.

¿Es sencillo reconocer un juguete falso?

Hay falsificaciones burdas, que saltan a la vista. Pero también hay productos muy bien elaborados que coinciden aparentemente al 100 % con el original. ¿Qué pistas podemos tener en cuenta para saber que estamos ante un juguete falso? No es sencillo reconocerlos, según confiesa la secretaria técnica de la AEFJ, pero apunta algunas recomendaciones que puedes seguir para comprar juguetes estas Navidades:

  • Adquirir siempre juguetes en comercios o tiendas online de confianza. Los establecimientos responsables cuidan los productos que venden. Los poco fiables tienden a ignorar los requisitos de seguridad y puede que también ofrezcan juguetes falsificados.
  • Comprobar que las instrucciones y el etiquetado están en castellano. Es una obligación legal. Si no está en español, o la traducción tiene faltas de ortografía o está mal expresada, hay que desconfiar.
  • Mirar el nombre del fabricante o importador. ¿Es una marca o empresa que reconoces? Si no, ¿es una compañía real (tiene una web, un domicilio registrado, etc.) cuando la buscas en Internet?
  • Los juguetes de moda son los más susceptibles de sufrir imitaciones o falsificaciones. Hay que comprobar el nombre del producto y de la marca, buscar fotos en la Red del mismo producto, para asegurarse de que lo que adquiere es lo que se buscaba, etc.
  • Considerar si el juguete que se está pensando en comprar resulta una ganga. Conviene comparar el precio del juguete con productos similares. ¿Es el juguete mucho más barato que lo que ofrecen otros vendedores? Los juguetes de la misma categoría (por ejemplo, muñecas coleccionables, coches…) ¿tienen un importe similar? Siempre hay una razón para estas diferencias, y puede deberse a que el vendedor haya recortado los costes relativos a la seguridad.

 

Fuente: Eroski Consumer