Articulos Altagracia Paulino

57 años después…

57 años después…

A los que nos adoctrinamos en la fe cristiana, se nos enseñó el cielo como el techo hacia donde debíamos escalar para llegar a Dios; como no hay escaleras para subir al cielo, a lo más cercano que podíamos llegar era a las montañas que a lo lejos se ven tocando al infinito con sus nubes de todos los colores.

¡¡Ah, la canasta familiar!!

Después de más de 30 años tratando sobre los precios de los productos básicos, resulta agotador reiniciar nuestro cerebro para volver a lo mismo como si se tratara de una moda que va y vuelve, como los ejes de una rueda que se vuelven infinitos, o como las paralelas que nunca se juntan, así es el comportamiento de los precios, más en la economía de mercado, que no permite controlarlos.

Un buen gobierno debe cultivar el arte de la prudencia

Un buen gobierno debe cultivar el arte de la prudencia

Si usted tiene como meta subir al pico Duarte, seguro que elaboró un plan para llegar, el cual se inició con el simple detalle de elegir el calzado, la ropa, la comida que habrá de consumir en el camino y en la estadía; los días de caminata, si nunca ha montado en un mulo, probar primero no vaya a ser que se caiga, y el grupo con el que partirá hacia la aventura.

RESPONSABILIDAD SOCIAL SIGNIFICA TAMBIÉN SOLIDARIDAD INCLUYENDO AL SECTOR FINANCIERO

RESPONSABILIDAD SOCIAL SIGNIFICA TAMBIÉN SOLIDARIDAD INCLUYENDO AL SECTOR FINANCIERO

Una amiga cercana me escribió para preguntarme si lo que le ocurrió a ella con “su banco” era normal, y si era así, en que código legal estaba escrito.” Verás: nunca en los más de 20 años que uso mi tarjeta de crédito me he atrasado en el pago puntual, pero en el mes de septiembre pasado, se me olvidó hacer el pago; el día 15, reparo que me faltaba dinero de mi cuenta corriente y dos cuentas de ahorros estaban en 0; cuando averiguo encuentro el letrero de (cobro compulsivo), lo cual me extrañó porque tengo entendido que eso ocurre con más de dos atrasos y creo que me asiste el derecho de que se me informe antes de dejarme sin dinero”.

LA CULTURA DEL ENGAÑO HACE VULNERABLE LA DEMOCRACIA

LA CULTURA DEL ENGAÑO HACE VULNERABLE LA DEMOCRACIA

Si todos los políticos que resultan premiados con el triunfo en las elecciones mantuvieran el discurso con el que ganaron la simpatía de los votantes mientras estaban en la oposición o en campaña; si al llegar a los puestos en la administración sostuvieran al menos la intención de ir a servir como empleados de todos los dominicanos, se ganaría la confianza que necesitamos para creer en la democracia.